Blanqueamiento o carillas dentales: ¿cuál es el mejor tratamiento?

Existen diferentes razones por las que los dientes se van oscureciendo, amarilleando o presentan diferentes tipos de manchas, y para solucionarlo, también vamos a poder elegir entre el blanqueamiento o las carillas dentales, dos alternativas que vamos a analizar a continuación.

Razones del oscurecimiento y manchas en los dientes

Con el paso del tiempo, es bastante habitual que observemos la aparición de manchas en los dientes o incluso el oscurecimiento o amarillamiento de las piezas dentales.

Existen diferentes razones que dan lugar a este problema, siendo algunas de las más habituales las siguientes:

  • Acumulación de placa dental.
  • Consumo de alimentos como salsas, frutas y verduras que presenten colores muy intensos.
  • Consumo de bebidas como el vino, café o té.
  • Consumo de tabaco.
  • Fluorosis dental.
  • Fuertes traumatismos en una o varias piezas.
  • Herencia genética.
  • Ingesta de algunos determinados medicamentos.
  • La edad.
  • Mala higiene bucal.
  • Piezas dentales que han recibido una endodoncia.

Elegir entre blanqueamiento o carillas dentales

Cuando se produce este oscurecimiento o alteración en la tonalidad del diente, lo mejor que puede hacer el paciente es acudir al dentista en calle Alcala, el cual estudiará el caso de forma personalizada y ofrecerá una solución efectiva en base a los problemas que hayan causado este cambio.

Sin embargo, las dos soluciones principales para mejorar la estética son el blanqueamiento y las carillas dentales, teniendo cada una de ellas sus pros y contras tal y como vamos a observar:

  • Carillas dentales: se colocan láminas finas de resina o porcelana sobre el diente. No se trabaja directamente la tonalidad del diente, sino que se sustituye por un material que se habrá trabajado para conseguir la tonalidad ideal. Permite modificar también la forma del diente, con pequeñas correcciones tanto en base a su tamaño, disposición o forma. Es rápido y fácil de colocar, además de ser un tratamiento muy barato. Sin embargo, con el paso del tiempo puede presentar algún pequeño deterioro, un problema fácil de solucionar puesto que tan sólo hay que recomponer la parte afectada.
  • Blanqueamiento dental: actúa directamente sobre la tonalidad del diente. Consigue eliminar manchas que sean poco profundas. Los resultados son al momento. Su precio es algo más caro, pero no hay deterioro físico, aunque sí alteraciones en la tonalidad que se pueden dar si el paciente no cumple con las medidas de higiene y la recomendaciones de su dentista.