Qué es la ansiedad Dental

La ansiedad dental es un estado emocional que se presenta con sensaciones desagradables y puede generar cambios psicofisiológicos al pensar en los tratamientos odontológicos.

La anticipación del temido tratamiento odontológico es capaz de generar un sentimiento de miedo y angustia en la persona.

Esta situación de temor exagerado ante la posibilidad de recibir atención odontológica se convierte en un impedimento para que el paciente acuda al dentista. Los tratamientos se postergan, las citas se cancelan, el dolor se soporta en exceso y la salud bucodental entra en detrimento.

Causas de la ansiedad dental

  • Características propias de la personalidad.
  • Experiencias dentales pasadas traumáticas.
  • Influencia de familiares o pares que padecen ansiedad dental
  • Temor a la sangre, a las heridas, al dolor o a los pinchazos.
  • Miedo a la anestesia
  • Falta de espacio personal.
  • Falta de control.

¿Cómo se trata la ansiedad dental?

1. Decir lo que se siente
2. Distraerse
3. Usar técnicas de relajación
4. Pedir al dentista una explicación detallada del tratamiento
5. Minimizar los factores desencadenantes
6. Recurrir a la medicación
7. Realizar una interconsulta psicológica

Cómo cuidar la Ortodoncia en Navidad

En Navidad, como época de muchos encuentros con familiares y amigos, realizamos muchos excesos en las comidas que pueden pasarnos factura…

Si llevas puesta una ortodoncia, tu profesional de la salud te dará tus propias indicaciones, pero hay algunos aspectos generales que está bien que sepas.

1. Nunca morder con los dientes delanteros (incisivos)
Los turrones duros o los dulces muy azucarados no son buenos amigos para dar grandes y frontales bocados, ya que los brackets pueden desprenderse.

2. Comer turrón duro con cuidado
Siguiendo con este aspecto, los aparatos de hoy en día son bastante resistentes y aunque podemos comer turrón duro, debemos hacerlo masticando despacio. No obstante, la mayoría de los especialistas recomiendan decantarse por los turrones y dulces que sean más blandos.

3. Ojo con el marisco
Algunos alimentos, aunque no sean dulces, presentan también dificultades para la masticación con aparatos. En el caso de que vayamos a comer marisco, nunca debemos partirlo con los dientes, siempre con pinzas.

4. Hay que extremar la limpieza
En Navidad comemos más dulces, bebidas carbonatadas, y alimentos con cáscaras duras, sufriendo más los dientes que otros momentos del año… Si en tu caso, llevas brackets, tienes que tener además un cuidado más exigente con  la limpieza.

Lleva siempre un kit dental con el cepillo de dientes, el cepillo interdental y la seda para brackets, así como colutorio y cera. Si pudieras llevar un irrigador bucal, sería mejor que mejor.

5. Masticar manzana En el caso de que no llevemos el kit de limpieza, podemos comer una manzana cortada en trozos. La manzana ayuda a dejar los dientes limpios.

6. Contar  con el teléfono de un dentista de urgencias
A veces, sin previo aviso suceden imprevistos en la salud dental (rotura de un diente, golpe en la mandíbula, etc…) y es muy aconsejable, como en cualquier otra disciplina, contar con teléfonos de urgencias. Si nos ocurre algo, debemos acudir al dentista cuanto antes.

7. No descuidar los tratamientos
Aunque en esta época los compromisos vuelan y nos merman el tiempo disponible con el que contamos, debemos dar continuidad a las prescripciones médicas previas que nos hayan pautado, incluso si nos vamos de fiesta.

 

Tratamientos Estéticos de cara al verano

Hoy empieza el verano, y como no, todos estamos pensando ya en conseguir una estética genial para lucir en vacaciones.

Es por eso, que es la época del año donde más se demandan tratamientos de odontología estética.

En MGrupo Dental hacemos muchos tratamientos de cara a estos meses, en los que nuestro pacientes nos piden mejorar su sonrisa. 

Si tú también estás pensando hacerlo, te dejamos aquí una descripción de algunos de los más solicitados. 

  • BLANQUEAMIENTO DENTAL: El tratamiento estrella sin duda. Es uno de los más demandados, sobre todo de cara al verano. Este tratamiento atenúa efectos nocivos que el café, el tabaco, las bebidas alcohólicas, el paso del tiempo y otros alimentos tienen sobre la dentina provocando manchas y, en consecuencia, un color en nuestros dientes no deseado. El blanqueamiento dental es una intervención sencilla e indolora.
  • CARILLAS DENTALES:  Las carillas dentales son unas láminas muy finas realizadas en porcelana o composite que se adhieren perfectamente a la parte superficial de nuestros dientes. Consiguen un acabado muy natural. El cambio es espectacular y nada doloroso.
  • IMPLANTES DENTALES: Este tratamiento no está sólo destinado a  mejorar la estética dental, sino que también alivia la salud, devolviendo a la dentadura una pieza dental perdida. Colocar un implante no sólo devuelve la salud, sino también en muchos casos, la autoestima a los pacientes. Para ello, se insertar un tornillo de titanio en la encía, que hará las veces de raíz. A continuación, colocaremos una pieza de porcelana.

ELIGE YA QUÉ TRATAMIENTO NECESITAS Y PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS. COMIENZA TU OPERACIÓN VERANO.

Plasma Rico en Factores de Crecimiento

El Plasma rico en plaquetas es un material biológico que se obtiene de la sangre del propio paciente. Esto lo convierte en un material con “cero rechazo” a la hora de reimplantarlo.

Mediante una muestra vía extracción venosa en la propia consulta, realizamos una acción de centrifugado en nuestra maquinaria especializada (ENDORET) para separar los distintos componentes de la sangre y seleccionar aquellos que nos permitirán alcanzar nuestro objetivo. Una parte de lo que se obtiene en el centrifugado contiene plaquetas, que son las células que participan y se encargan de la coagulación. Estas células poseen un gran número de los llamados “factores de crecimiento”, que son aquellos que a su vez tienen el potencial de estimular la regeneración de los tejidos dañados.

Este plasma enriquecido, contiene una cantidad de plaquetas cinco veces mayor que la que se encuentra en la sangre normal. Y a mayor número de plaquetas, mayor cantidad de factores de crecimiento y, por lo tanto, mejor cicatrización.

Por otro lado, al ser plasma extraído del propio paciente, no es tóxico ni inmunorreactivo para el mismo. Por lo que no sólo no hay riesgo de rechazo del tratamiento, sino que tampoco hay riesgo de contagio de ningún tipo de enfermedad.

Esta técnica cada vez más desarrollada y perfeccionada, se usa en diferentes campos de la medicina, (cirugía oral y maxilofacial, cirugía artroscópica, ortopédica, cardíaca, plástica y reconstructiva, dermatología…) y goza con un alto grado de éxito en aquellos tratamientos en los que participa.

En MGrupo Dental usamos el sistema ENDORET® de BTI, y nos aporta estas principales ventajas

  • Versatilidad del PRGF
  • Estimula la cicatrización de heridas.
  • Mejora la oseointegración de los tejidos blandos.
  • Acelera la oseointegración del implante mediante la creación de una nano membrana biológicamente activa en las superficies de titanio.
  • Proporciona un coágulo autólogo y una membrana de fibrina biocompatibles para rellenar y sellar los defectos, lo cual, además, disminuye la inflamación.
  • Su preparación y manipulación son sencillas, reduciendo el riesgo de infección o de cualquier otra complicación postquirúrgica.
  • Otorgan una mayor bioseguridad y previsibilidad de los implantes dentales.

Las principales aplicaciones odontológicas de esta tecnología son:

  • Regeneración ósea. En defectos óseos periodontales, como periimplantarios o previo a la colocación de implantes.
  • Colocación de implantes. Mejora la estabilidad implantaria y la cicatrización de los tejidos.
  • Tras una extracción dental. Al mismo tiempo que se sella el alvéolo proporciona una gran concentración de factores de crecimiento y, por consiguiente, se mejora la cicatrización.

¿Cuándo se debe comenzar a cepillar los dientes a un niño?

Para una correcta salud bucal ya desde pequeños, debemos saber cuáles son los momentos indicados para comenzar con la higiene dental y de qué forma.

Las buenas rutinas deben comenzar al salir los dientes. Como el bebé aún será muy pequeño, deberás tú limpiárselos dos veces al día con un paño suave.

Será cuando cumpla alrededor del año, que podrás comenzar el cepillado de los dientes con un cepillo blando y una cantidad muy pequeña de pasta dental. Ésta última debe ser adecuada a la edad del bebé, recuerda fijarte al comprarla.

Es desde ahora, que el cepillado debe incluir dientes y encías, estas últimas, con suavidad. A medida que tu hijo comience a interesarse por este proceso, déjalo que participe, pero debes supervisar la cantidad de pasta dental hasta los 4 años de edad o más, en el caso de que el pequeño tienda a exagerar la dosis.

La autonomía del niño irá creciendo a medida que pasen los años, pero ten presente que tendrás que hacer parte del cepillado, por lo menos hasta los 7 ó 9 años, si quieres asegurarte de que se haga correctamente. Por lo tanto, prepárate para ser partícipe de esta rutina por bastante tiempo.

Por último, recuerda que una vez limpios los dientes, no se aconseja que el niño duerma con un biberón en la boca.

Es posible que el agua de tu localidad, si no la consumes mineral, pueda carecer de suficiente flúor para el correcto crecimiento de los dientes de tu hijo, pregúntale a tu pediatra si es oportuno algún suplemento.

Dolor de muelas

Es habitual asociar de forma indefectible al dolor de muelas con las caries. Sin embargo, estas son tan solo una de las diversas causas que pueden llevarnos a experimentar esta desagradable sensación.

¿Por qué duelen las muelas?

En el interior de las muelas y de los dientes se encuentra la pulpa. Esta es el tejido blando que contiene el nervio, el encargado de que sintamos dolor en nuestros dientes.

Cuando el esmalte se desgasta o las encías se retraen, quedan expuestos los conductos que conectan la pulpa con el exterior. Por lo tanto, se produce el dolor de muelas.

Las caries como principal razón del dolor de muelas

Las caries son la causa más conocida de este dolor. En su primera etapa, la caries no genera ningún tipo de molestias, ya que tiene su comienzo en el esmalte, área insensible al contacto con las bacterias que originan este deterioro dental. Sin embargo, cuando estas logran traspasar el esmalte y llegan a la pulpa, el dolor se hace sentir.

Llegada esta etapa, no siempre será suficiente con curar la caries, puesto que puede haber deteriorado la muela en tal medida, que es posible que se deba recurrir a una endodoncia.

Por tal razón, una revisión dental dos veces al año es crucial para detectar las caries desde su inicio, para curarlas a tiempo y así evitar daños mayores.

No obstante, existen otras razones que pueden ocasionar dolor de muelas.

Otras causas del dolor de muelas

  • Bruxismo
  • Mordida defectuosa
  • Hipersensibilidad dental
  • Traumatismo dental
  • Enfermedad periodontal

¿Cuándo acudir al dentista?

El dolor de muelas es un indicador de que algo no está bien con ellas. Por ello es necesario acudir a nuestra clínica para detectar la causa y solucionarla.

En ocasiones, el dolor puede deberse al bruxismo, lo cual tiene una solución tan sencilla como el uso de una férula. En otros casos, puede deberse a la sensibilidad dental, la cual nos lleva a sentir dolor al contacto con alimentos muy fríos, muy calientes o dulces.

No obstante, también puede ser el inicio de un problema más grave, como puede ser la enfermedad periodontal. Cuanto antes lo detectemos, menos complejo será el tratamiento para eliminar el dolor y sus causas.

Pulpectomia en Ventas, Madrid

Pulpectomía: que es y en qué consiste

La Pulpectomía es un procedimiento de Endodoncia que consiste en extirpar por completo la pulpa del diente por presencia de una infección severa. Esto con la finalidad de eliminar por completo la infección y conservar la pieza dental.

Es un procedimiento indoloro, pues se aplica anestesia local antes de llevarlo a cabo.

Una infección severa o pulpitis se caracteriza por presentar uno o varios de los siguientes síntomas:

1. Dolor fuerte y persistente.
2. Alta sensibilidad a la palpación.
3. Movilidad de piezas dentales.
4. Pulpa dental fraccionada.
5. Presencia de hemorragia.
6. Lesiones visibles en las radiografías.

Previo al tratamiento, el especialista en Odontología, realiza una serie de pruebas diagnósticas, tales como radiografías y otros estudios para conocer a detalle la lesión y elegir el tratamiento más adecuado para cada paciente en específico.

¿En qué consiste la Pulpectomía?

La Pulpectomía se puede realizar tanto en dientes temporales como en dientes permanentes y el procedimiento es muy similar. Inicialmente, se aplica anestesia y se realiza una limpieza del conducto, es decir, se elimina la pulpa del diente, luego, se sella el conducto y finalmente, se realiza la reconstrucción de la pieza dental.

En el caso de los dientes permanentes, el material que se utiliza es un cemento permanente que protege la dentadura y no irrita las encías y otros tejidos, mientras que en los dientes temporales, el material que se utiliza es reabsorbible y radiopaco, tal como oxígeno de zinc-eugenol y la pasta iodomórfica para evitar que obstruyan la salida del diente permanente.

Después del tratamiento es completamente normal que el paciente sienta algo de dolor, que se puede aliviar con anestésicos recomendados por el odontólogo especialista. Pasados unos días, el dolor se irá disipando.

En cualquiera de los casos, es indispensable una revisión mínimo cada 6 meses en tu clínica dental para prevenir la oclusión de las piezas dentales permanentes.

Rotura dental

Los dientes son extremadamente fuertes, sin embargo pueden llegar a astillarse, agrietarse romperse.

Razones por las que se puede tener una rotura.

Esto puede pasar por diferentes razones formas:

  • Morder algo duro

  • Debido a golpes en el rostro o la boca

  • Caídas traumáticas

  • Tener caries que debilitan el diente.

  • Empastes de amalgama viejos y grandes que ya no soportan el esmalte restante del diente.

Cuando un diente se rompe, es posible que no duela. Sin embargo, la lengua siente la zona afilada con bastante rapidez.

Las fracturas menores de los dientes generalmente no causan dolor, pero si una parte grande del diente se rompe, el dolor puede ser intenso.

El nervio dentro del diente puede estar dañado. La incomodidad extrema también puede ocurrir cuando las terminaciones nerviosas en la dentina están expuestas al aire, o debido a la ingesta de alimentos o bebidas frías o calientes.

El dolor de un diente roto o agrietado puede ser constante o intermitente.

Como arreglarlo

  • Dientes agrietados (fracturados)

Para arreglar un diente fracturado es imprescindible que visite a su dentista. Algunas veces el diente luce bien, pero duele solo cuando come o cuando cambia la temperatura en la boca debido al tipo de ingesta.

Si el diente duele todo el tiempo, puede tener nervios o vasos sanguíneos dañados. Esta es una señal de advertencia grave.

  • Dientes rotos

Si tienes un diente roto, debes consultar también con el especialista, incluso el especialista en endodoncia lo antes posible. Este puede determinar si la ruptura fue causada por una cavidad y si el nervio del diente está en peligro. Un nervio dañado generalmente requerirá tratamiento del conducto radicular.

 

Primeros auxilios antes de ver al dentista:

  • Deberá enjuagar cuidadosamente su boca con agua tibia

  • En el área sangrante de la boca puede aplicar una suave presión con una gasa y así absorber la sangre. Si esto no funciona, use bolsitas de té húmedas.

  • Aplique una compresa fría en la mejilla o los labios sobre el diente roto. Esto ayudará a reducir la hinchazón y aliviar el dolor.

  • Puede ser necesario que tome un analgésico sin prescripción para aliviar el dolor

 

Tips para evitar caries dentales

Las caries es una de las patologías más comunes en las clínicas dentales y son, sin lugar a dudas, las que provocan el mayor número de pérdidas de dientes, en cuyo caso es necesaria la colocación de implantes dentales.

Es fundamental tener una buena técnica para ayudar a que estas no aparezcan y, así evitar, todas las enfermedades asociadas que pueden acarrear.

En este artículo vamos darte algunos consejos muy sencillos para evitar la aparición de caries. Con un poco de esfuerzo, las caries pueden ser solo algo del pasado. ¡Un mal recuerdo!

Consejos sencillos para evitar las caries dentales

  1. Mejora tu higiene dental y que sea completa. Este es, sin lugar a dudas, el mejor consejo. Pero no solo es necesario limpiar los dientes después de cada comida, sino que debemos incluir una rutina más amplia: hilo dental y los enjuagues bucales deben formar también parte de esta rutina.
  2. Reduce el consumo de dulces. No es cuestión de eliminarlos, pero sí de reducir los productos azucarados.
  3. Debemos ir al dentista de forma periódica, para poder confirmar el buen estado demuestra boca y, si existiera algún tipo de problema, poder actuar desde la fase más inicial.
  4. Mantener una dieta sana y equilibrada, ya que la alimentación juega un papel muy importante en la salud bucodental de una persona
  5. Evita el sodio, porque muchos estudios científicos indican que provoca caries. Cuidado con abusar de alimentos con mucha sal.
  6. Consumir alimentos ricos en vitamina C ya que es un gran aliado para prevenir las caries.

Recuerda que las caries no solamente pueden llegar a causar dolores muy intensos, sobre todo, cuando afecta a la pulpa dental, sino que es una de las casas fundamentales del deterioro y pérdida del diente.

Si tienes cualquier duda, puedes solicitar una cita sin compromiso con nuestros dentistas en Ciudad Lineal, Madrid.