Corregir el apiñamiento dental

¿Cómo corregir el apiñamiento dental?

El apiñamiento dental es un problema bastante habitual en pacientes de todas las edades, por lo que es importante conocer qué es exactamente, los aspectos negativos de este problema y sobre todo descubriremos los tratamientos para llevar a cabo su corrección de forma efectiva.

Qué es el apiñamiento dental

El apiñamiento dental es un tipo de deformación dental que se basa en que no existe una correlación entre la colocación de las piezas bucales, sino que hay dientes girados o mal colocados.

La falta de espacio es una de las principales razones por las que esto ocurre, o incluso la pérdida de piezas también puede dar lugar a un movimiento anómalo de estos dientes, pero no debemos olvidar que hay un tercer factor que son los malos hábitos.

Es importante tener en cuenta que el apiñamiento no sólo provoca problemas estéticos, sino que también afecta a nivel funcional, además de que favorece la aparición de caries y el desgaste, sin olvidar que el paciente estará mucho más expuesto a diferentes enfermedades periodontales.

Tratamientos para corregirlo

Dependiendo de cada caso, nuestro dentista en Calle Alcalá, Madrid realizará un estudio que le permita determinar el mejor tratamiento para cada paciente, de forma completamente personalizada.

Existen dos tipos de tratamiento para el apiñamiento dental que son:

  • Carillas dentales: se trata de una especie de fundas que se van conformando alrededor del diente afectado para darle la forma y disposición adecuados. Este tratamiento es factible siempre y cuando se trate de un problema superficial y puntual de una o algunas piezas dentales, con la particularidad de que no se lleva a cabo la corrección sino que se consigue una modificación a nivel estético.
  • Ortodoncia: la solución más efectiva, e imprescindible en los casos de apiñamiento dental en los que no se puede trabajar con carillas dentales por no existir espacio o incluso por haber otros problemas más graves como la mordida cruzada. Es la solución más utilizada en casos de apiñamiento, además de que se adapta a todas las edades y grados de apiñamiento, ofreciendo resultados fantásticos.

¿Qué son los Brackets transparentes?

En la actualidad, ya no basta con que un tratamiento de ortodoncia cumpla con su objetivo de alinear los dientes para llegar a un resultado final de una sonrisa perfecta. Lo que se busca es que, durante el tratamiento, la estética sea tan importante como el objetivo que se persigue. Es aquí empezamos a considerar a los brackets transparentes.

Los brackets transparentes cuentan con el mismo sistema que los brackets metálicos tradicionales, pero al ser transparentes, favorecen la estética del paciente.

Tipos de brackets transparentes

  • Brackets de plástico: son los más económicos y pueden fabricarse en resina, policarbonato o plástico. La ventaja que presentan es que son los más económicos de los brackets transparentes, pero las desventajas son muchas. En primer lugar, pierden la transparencia al poco tiempo, ya que se tiñen con una gran facilidad. Por otro lado, suelen quebrarse cuando se ejerce presión sobre ellos.
  • Brackets de porcelana: se trata de una opción intermedia entre los peores y los mejores. Brindan estética y son muy resistentes. El problema es que su transparencia no es eterna, sino que, a medida que pasa el tiempo, se tiñen levemente. Sin embargo, tardan más tiempo en hacerlo que los brackets de plástico.
  • Brackets de zafiro: son los mejores de todos debido a que no se tiñen con los alimentos ni con el paso del tiempo. Por lo tanto, su color no cambia, lo que garantiza la transparencia durante todo el tratamiento.

Brackets transparentes Ventas

¿Cuáles son los mejores brackets transparentes?

Tomando en cuenta la durabilidad y la estética, los mejores brackets transparentes son los de zafiro. Por un lado, la estética acompañará al paciente durante todo el tratamiento, ya que se mantienen transparentes en el tiempo.

Por otro lado, son prácticamente indestructibles, por lo que no tendrán que ser reemplazados a lo largo del tratamiento.

Por último, harán que el dinero que hemos pagado por ellos rinda mucho más.

Como corregir los dientes montados

Son muchas las razones por lo que en algunas personas los dientes nacen montados, torcidos o girados.

Dientes montados tratamiento

¿Cuál es la causa de los dientes montados?

La causa más común es la disparidad entre el tamaño de la boca del paciente y sus dientes, de forma que el espacio de la boca es demasiado pequeño para albergar los dientes grandes que nacen. Esto provoca que los dientes se aprieten, se superpongan unos sobre otros y se pierda la estética dental.

Problemas de tener los dientes montados

Ya sabemos que los dientes montados no se ven bien, pero además de la estética, pueden traer problemas más graves como problemas de masticación, fracturas dentales y dificultad en la limpieza de los dientes. Y es de conocimiento general que si la higiene dental no se realiza de forma correcta, puede generar caries, gingivitis y en el peor de los casos la enfermedad periodontal tan temida en el campo de la odontología.

En todo caso, lo mejor es tratar a tiempo la problemática. Seguidamente te comentamos los tratamientos que se utilizan para corregir los dientes montados.

Tratamientos para corregir los dientes montados

Las opciones de ortodoncia para corregir los dientes montados son:

  • 1. Colocación de brackets metálicos: Es el sistema más utilizado y conocido en ortodoncia. Se utilizan brackets y arcos metálicos, así como ligas para lograr que los dientes se acomoden correctamente. Es uno de los tratamientos más económicos para corregir los dientes montados, esto es una de sus principales ventajas.
  • 2. Colocación de brackets autoligados: Es un sistema similar al anterior, con la diferencia que no se utilizan ligas para conectar los arcos y los brackets. Su coste es un poco más elevado que el tratamiento con brackets metálicos.
  • 3. Sistema Invisalign: Consiste en la colocación de férulas transparentes que ayudan en la alineación correcta de los dientes. Su principal ventaja es que no se ven y su desventaja es el precio, pues es más caro en comparación a los tratamientos de ortodoncia tradicionales.
Tratamientos de Ortodoncia en adultos en Ciudad Lineal

Ortodoncia en adultos

El aspecto de nuestra sonrisa es de gran importancia ya que forma parte vital de nuestra apariencia y la sonrisa es una de las partes de la cara de una persona en la que más nos fijamos. Por ello, muchos adultos acuden a la ortodoncia para corregir malposiciones de los dientes.

¿Por qué acudir a la ortodoncia en adultos?

  • En algunas personas los dientes pueden estar torcidos por lo que no están alineados y pueden generarse problemas de mordida, así como un mayor desgaste en los dientes.
  • En las personas que tienen la boca pequeña, los dientes pueden crecer muy pegados y amontonarse y a los que tienen una boca grande se les pueden crear separaciones excesivas entre ellos. Con el uso de ortodoncia en adultos se pueden corregir estos problemas.

La ortodoncia es mas frecuente durante la niñez, ya que es la etapa en la que se forman los dientes y pueden tomar posiciones incorrectas. Sin embargo, algunas personas no tienen la posibilidad de atacar el problema desde la niñez y llegan a ser adultos con este problema.

Hoy en día no es un problema llevar ortodoncia siendo adulto, es más, nunca es tarde para hacerlo y gracias a los avances hay alternativas menos invasivas y más discretas en relación a las que había antes.

Alternativas en la ortodoncia en adultos

Existen sistemas visibles  y generalmente se usan los brackets que van en la parte frontal del diente. A algunas personas no les gusta esto y pueden verse desmotivados a usar ortodoncia por ello.

Sin embargo, hay alternativas tales como la llamada ortodoncia invisible (Invisalign), que se fabrica según el molde de los dientes del paciente, se coloca y permite obtener buenos resultados. También puede usarse la ortodoncia lingual que va en la parte trasera de los dientes de manera que no sea tan visible como la frontal.

 

Como saber si mi hijo necesita ortodoncia

6 señales para saber si tu hijo necesita ortodoncia

Cada vez es más frecuente ver a niños y niñas de poca edad con ortodoncia para corregir problemas en los dientes. Los padres, que hace años no hacían tanto caso a una correcta salud buco dental, se preocupan en la actualidad por poder solucionarlo cuanto antes.

Por este motivo no es nada extraño que muchos se pregunten si sus hijos podrían necesitar algún tipo de ortodoncia. En este artículo vamos a tratar de ayudarte a buscar las señales más evidentes para saber si necesitas pedir hora en el ortodoncista.

En nuestra clínica dental en en Ciudad Lineal consideramos que, para tratar los problemas dentales, tanto de origen genético como los provocados por malos hábitos, lo mejor es comenzar cuanto antes. Así que si tienes un hijo que ya ha cumplido los seis años estamos seguros que este artículo será de tu interés.

Corregir los problemas de un niño es mucho más fácil y económico que los de un adulto.

6 claves para saber si tu hijo necesita ortodoncia

  1. Si tu hijo se chupa el pulgar con frecuencia debes estar alerta. Es uno de los primeros malos hábitos que adquirimos y que hace que los incisivos superiores se muevan hacia delante y los inferiores hacia atrás. Tampoco es recomendable usar el chupete después de los tres años ni el biberón, ya que modifica el aspecto de la boca.
  2. Te advertimos que, si tu hijo respira por la boca en lugar de por la nariz, posiblemente necesite ortodoncia. Esto puede estar ocasionado por una mordida abierta y que los labios no cierren.
  3. Si ha perdido muy pronto, o muy tarde, los dientes de leche también debes tenerlo en cuenta. Los dientes de leche deben comenzar a caerse a los 6 años y se deben terminar de caer sobre los 9 años. Que ocurra fuera de estos plazos puede indicar que hay algún problema de dentición. En caso de caerse antes por caries debes enseñarles a tus hijos mejores hábitos de higiene bucal para que esto no ocurra.
  4. Dientes no alineados, separados o apiñados. Dientes que sobresalen. Cuando observemos que esto ocurre, y que ya estén saliendo los dientes definitivos, debemos acudir al dentista.
  5. Si le cuesta masticar o morder también debes estar atento, porque quizás necesite ortodoncia. Además, ten en cuenta que esto puede ocasionar dolores de cabeza o de cuello.
  6. Vigila que los más pequeños tengan una cara armónica, con simetría. De no ser así, puede deberse a algún problema dental. Puedes observar si sus dientes son demasiado grandes para su cara.

Si bien cada niño es único, la visita a al ortodoncista debes hacerla a partir de los seis años. Una vez estén los dientes definitivos ya es buen momento para comenzar con una ortodoncia si es necesario, ya que es mucho más fácil y rápido solucionar los problemas en la boca de un niño que aún está en desarrollo.

 

Retenedores de ortodoncia: imprescindibles para una correcta ortodoncia

Al hablar de retenedores nos referimos a los aparatos que se colocan en la última fase de un procedimiento de ortodoncia, con el fin de que los logros obtenidos no se pierdan y evitar así que las piezas dentales regresen a su posición inicial que se ha tratado de corregir durante el proceso de ortodoncia.

No utilizar retenedores, tras haber llevado la ortodoncia, puede hacer que los dientes vuelvan a su posición inicial y que el paciente deba comenzar el proceso desde el comienzo. Por ello son fundamentales con la intención de garantizar unos resultados definitivos.

Podemos diferenciar entre retenedores fijos -unas láminas de alambre fino que se colocan tras los dientes, cementado, que son muy cómodos y estéticos- y removibles -una férula transparente, también muy estéticos, pero no tan imperceptibles-. Los fijos deberás llevarlos de forma definitiva, pero ni son molestos, ni se nota que los llevas Los removibles los tendrás que llevar durante el tiempo que tu dentista en Ciudad Lineal te indique. En un comienzo los llevarás buena parte del día y, con el tiempo, solo por la noche.

No molestos e indoloros

Los retenedores de ortodoncia son indoloros y se adaptan perfectamente a la boca del paciente. Su colocación, tanto en los fijos, como los removibles, es muy sencilla y no provoca ningún tipo de presión como puede ser habitual en los aparatos habituales de ortodoncia.

Es importante tener en cuenta que, si se despegan o se rompen los retenedores, deberás acudir a tu especialista para su colocación. Bien para volver a cementar o sustituir si no está en buen estado. No hacerlo es un error, ya que así te estás arriesgando a que tus dientes se muevan y terminen en una posición que no es la que se busca.