Elevación de seno maxilar

Hay determinados casos en los que el odontólogo se puede ver en la necesidad de realizar una elevación de seno maxilar, de manera que vamos a explicar qué es exactamente, cuál es el objetivo de esta intervención y los casos en los que se recomienda su realización.

Qué es la elevación de seno maxilar

La elevación de seno maxilar es un tipo de cirugía preprotésica que tiene como cometido aumentar la cantidad de hueso disponible en aquellos pacientes que se van a someter a una implantología dental y que no disponen de suficiente hueso.

Básicamente se trata de un injerto de hueso dentro del seno maxilar.

Para qué se utiliza

El objetivo principal de la elevación de seno maxilar es el de conseguir un aumento suficiente a nivel vertical de la cantidad de hueso disponible, imprescindible en el caso de que se haya producido una pérdida ósea importante que impida que se pueda realizar un implante dental de forma adecuada.

Cuándo se recomienda realizar una elevación de seno maxilar

Principalmente, esta técnica quirúrgica se lleva a cabo en los casos en los que hay que colocar un implante dental al paciente.

Hay que tener en cuenta que, muchas veces por dejadez y otras por miedo, algunos pacientes no recurren a la colocación de un implante dental dentro de un plazo adecuado desde la pérdida del diente.

Esto hace que poco a poco se vaya produciendo una reabsorción del hueso dental, de manera que desciende la masa ósea con lo que se imposibilita llevar a cabo el implante.

Para que todo el mundo lo pueda entender, lo que ocurre es que el odontólogo se encuentra con que no hay hueso suficiente para poder realizar el implante dental, con lo cual se imposibilita la colocación de un nuevo diente en el hueco existente.

En estos casos, nuestro dentista en calle Alcala deberá llevar a cabo una elevación de seno maxilar, es decir, elevara verticalmente el hueso con lo que ya podrá disponer de la superficie necesaria para añadir el implante.