Muelas picadas

Las muelas picadas hacen referencia a muelas con caries, es decir, muelas enfermas. Las caries consisten en huecos que son provocados por bacterias en los dientes. Las caries destruyen los dientes poco a poco, por eso se habla de dientes o muelas rotas o picadas.

¿Cómo surgen las caries o muelas picadas?

La caries se origina al darse la desmineralización del esmalte de la pieza dental. Dicha desmineralización es provocada por la bacteria Streptococus Mutans que habita en la boca.

El Streptococus Mutans se alimenta de azúcares refinados y restos de comida que quedan entre los dientes y producen unos ácidos que causan la desmineralización de las piezas dentales.

Si la caries no es tratada a tiempo sigue avanzando a zonas más profundas de la pieza dental. Con el paso del tiempo puede llegar a dañar la pulpa o nervio del diente, lo que implica un tratamiento de endodoncia o la extracción de la pieza dental en su totalidad.

Causas y síntomas de muelas picadas

Las causas de las caries pueden ser diversas, entre ellas la mala alimentación y una deficiente higiene dental. Por otro lado, algunos de los síntomas que presenta el paciente con muelas picadas son los siguientes:

1. Dolor fuerte y persistente en el área donde se localiza la pieza dental picada.
2. Infección e inflamación en la encía, alrededor de la muela infectada.
3. Fiebre, en algunos casos.
4. En casos en que la caries está muy avanzada, se puede percibir al tocarla con la lengua, inclusive, se puede observar con facilidad frente al espejo, se observa un hueco de color negro o café oscuro.

Recomendaciones para prevenir muelas picadas

Algunos consejos para evitar las caries son:

1. Lavar los dientes 3 veces al día.
2. Usar hilo dental.
3. Reducir el consumo de alimentos con azúcares refinados.

No olvides que si crees padecer una muela picada debes acudir de inmediato al dentista y así tratar la pieza dental a tiempo.